Electricistas Urgentes en Madrid

ELECTRICISTAS AUTORIZADOS TecnoEasy
Servicios
     

 

 

electricistas en madrid

electricista urgentes 24 horas madrid a domicilio

electricistas en madrid

Reparaciones de emergencia

electricistas urgentes

Rellene este formulario y nuestro electrista en su localidad se pondrá en contacto con usted inmediatamente.

Nombre:
Teléfono:
E-mail:
Población:
Comentarios:

ESTOS SON ALGUNOS EJEMPLOS DE LOS TRABAJOS QUE REALIZAMOS:

- Todo tipo de reparaciones eléctricas.
- Disponibles los 365 días del año las 24 horas.
- Servicio ordinario y express Reparamos en 30 minutos o menos.
- Boletines, Dictámenes, Memorias técnicas.
- Certificaciones.
- Iluminación.
- Iluminación paisajistica, piscinas, jardines, fachadas.
- Ahorro de energia.
- Colocación de toma de tierra.
- Colocación de caja de contadores.
- Centralización de contadores.
- Instalaciones de obras y refacciones.
- Fuerza motriz industrias.
- Instalaciones para bombas de agua.
- Puertas y barreras eléctricas.
- Controles remotos para alarmas, Puertas, cierres, ventiladores,luces, etc. -
- Cableado general de todo tipo.
- Circuitos especiales para aire acondicionado.
- Aire Acondicionado y extracción
- Luz de emergencia.
- Telefonía, Redes de voz y datos.
- Porteros y videoporteros electricos.
- Redes.
- Bombas de agua.
- Sistemas de calefacción

 

Verificación de las instalaciones eléctricas

1. Medida de continuidad de los conductores de protección.
2. Medida de la resistencia de puesta a tierra.
3. Medida de la resistencia de aislamiento de los conductores.
4. Medida de la resistencia de aislamiento de suelos y paredes, cuando se utilice este sistema de protección.
5. Medida de la rigidez dieléctrica.

Complementariamente hay que considerar otras medidas y demostraciones que son necesarias para garantizar que se han adoptado convenientemente los requisitos de protección contra choques eléctricos:

6. Medida de las corrientes de fuga
7. Medida de la impedancia de bucle.
8. Comprobación de la intensidad de disparo de los diferenciales.
9. Comprobación de la secuencia de fases.

Medida de la continuidad de los conductores de protección y de las uniones equipotenciales principales y secundarias.
Esta medición se efectúa mediante un ohmiómetro que emplea una intensidad continua del orden de 200 mA con cambio de polaridad, y equipado con una fuente de tensión continua apto para generar de 4 a 24 voltios de tensión continua en vacío. Los circuitos probados deben estar libres de tensión. Si la medida se efectúa a dos hilos es necesario descontar la resistencia de los cables de conexión del valor de resistencia medido.

Medida de la resistencia de aislamiento de la instalación.
Las instalaciones eléctricas deberán presentar una resistencia de aislamiento al menos igual a los valores indicados:

Tensión nominal de la instalación

Tensión de ensayo en corriente continua (V)

Resistencia de aislamiento (MW)

Muy Baja Tensión de Seguridad
(MBTS)
Muy Baja Tensión de protección
(MBTP)

 

250

 

³ 0,25

Inferior o igual a 500 V, excepto caso anterior

500

³ 0,5

Superior a 500 V

1000

³ 1,0


Este aislamiento se entiende para una instalación en la cual la extensión del conjunto de canalizaciones y cualquiera que sea el número de conductores que las componen no exceda de 100 metros. Cuando esta longitud exceda del valor anteriormente citado y pueda fraccionarse la instalación en partes de alrededor de 100 metros de longitud, bien por seccionamiento, desconexión, retirada de fusibles o apertura de interruptores, cada una de las partes en que la instalación ha sido fraccionada debe presentar la resistencia de aislamiento que corresponda según la tabla anterior.

Cuando no sea  posible  efectuar  el  fraccionamiento citado en  tramos de  100 metros,  el  valor  de la resistencia de aislamiento mínimo admisible será el indicado en la tabla 1 dividido por la longitud total
de la canalización, expresada ésta última en unidades de hectómetros.

Si las masas de los aparatos receptores están unidas al conductor neutro (redes T-N), se eliminarán estas conexiones durante la medida, restableciéndose una vez terminada ésta.

Cuando la instalación tenga circuitos con dispositivos electrónicos, en dichos circuitos los conductores de fase y el neutro estarán unidos entre sí durante las medidas.

El  aislamiento  se  medirá  de  dos  formas  distintas:  en  primer  lugar  entre  todos  los  conductores  del circuito de alimentación (fases y neutro) unidos entre sí con respecto a tierra (aislamiento con relación
a tierra), y a continuación entre cada pareja de conductores activos. La medida se efectuará mediante
un  megóhmetro,  que no es  más que un  generador de corriente continua, capaz de suministrar  las tensiones  de ensayo  especificadas  en la  tabla  anterior  con  una corriente  de 1  mA  para una carga igual a la mínima resistencia de aislamiento especificada para cada tensión.

Durante  la  primera  medida,  los  conductores,  incluido  el  conductor  neutro  o  compensador,  estarán aislados  de  tierra,  así  como  de  la  fuente  de  alimentación  de  energía  a  la  cual  están  unidos habitualmente.  Es  importante  recordar  que  estas  medidas  se  efectúan  por  tanto  en  circuitos  sin tensión, o mejor dicho desconectados de su fuente de alimentación habitual, ya que en caso contrario se podría averiar el comprobador de baja tensión o megóhmetro. La tensión de prueba es la tensión continua generada por el propio megóhmetro.

La  medida  de  aislamiento  con  correlación  a  tierra,  se  efectuará  uniendo  a  ésta  el  polo  positivo  del megóhmetro  y  dejando,  en  principio,  todos  los  receptores  conectados  y  sus  mandos  en  posición “paro”, testificándose que no existe falta de continuidad eléctrica en la parte de la instalación que se verifica;  los  dispositivos  de  interrupción  intercalados  en  la  parte  de  instalación  que  se  verifica  se pondrán en posición de "cerrado" y los cortacircuitos fusibles instalados como en servicio normal a fin de garantizar la continuidad eléctrica del aislamiento. Todos los conductores se conectarán entre sí
incluyendo el conductor neutro o compensador, en el origen de la instalación que se verifica y a este punto se conectará el polo negativo del megóhmetro.

Cuando la resistencia de aislamiento emanada resultara inferior al valor mínimo que le corresponda, se admitirá que la instalación es, no obstante correcta, si se cumplen las siguientes condiciones:

1- Cada aparato receptor presenta una resistencia de aislamiento por lo menos igual al valor señalado por la norma particular del producto que le concierna o en su defecto 0,5 MΩ.

2- Desconectados  los  aparatos emisores,  la resistencia de aislamiento  de  la instalación es superior a lo indicado anteriormente.

La segunda medida a realizar incumbe a la resistencia de aislamiento entre conductores polares, se  efectúa  después  de  haber  desconectado  todos  los  receptores,  quedando  los  interruptores  y cortacircuitos  fusibles  en  la  misma  posición  que  la  marcada  anteriormente  para  la  medida  del aislamiento   con   relación   a   tierra.   La   medida   de   la   resistencia   de   aislamiento   se   efectuará repetidamente  entre  los  conductores  tomados  dos  a  dos,  comprendiendo  el  conductor  neutro  o compensador.

Para las instalaciones que empleen muy baja tensión de protección (MBTP) o de seguridad (MBTS) se deben justificar los valores de la resistencia de aislamiento para la separación de estos circuitos con  las  partes  activas  de  otros  circuitos,  y  también  con  tierra  si  se  trata  de  MBTS,  aplicando  en ambos casos los mínimos de la tabla1 anterior.

Medida de la resistencia de aislamiento de suelos y paredes.
Uno  de  los  sistemas  que  se  utiliza  para  la  protección  contra  contactos  indirectos  en  algunos locales  y emplazamientos no conductores se basa en que, en caso de defecto de aislamiento básico
o principal de las partes activas, se prevenga el contacto simultáneo con partes que puedan estar a tensiones   diferentes,   utilizando   para   ello   suelos   y   paredes   aislantes   con   una   resistencia   de aislamiento no inferior a:

A- 50 kΩ, si la tensión nominal de la instalación no es superior a 500V.

B- 100 kΩ, si la tensión nominal de la instalación es superior a 500 V.

sobre  instalaciones  eléctricas  en  quirófanos  y  salas  de intervención  se establece  que  sus  suelos  serán  del  tipo  antielectrostático  y  su  resistencia  de aislamiento no deberá exceder de 1 MΩ, salvo que se asegure que un valor superior, pero siempre inferior a 100 MΩ, no favorezca la acumulación de cargas electrostáticas peligrosas.

La  resistencia  de  aislamiento  se  debe  medir  con  un  megóhmetro  entre  un  electrodo  de  de  unas dimensiones  definidas  que  se  apoya  sobre  el  suelo  o  la  pared  a  medir  y  el  conductor  de protección de tierra de la instalación.

Para comprobar los valores anteriores deben hacerse al menos tres medidas en el mismo local, una de  esas  medidas  estando  situado  el  electrodo,  aproximadamente  a  1m  de  un  elemento  conductor accesible en el local. Las otras dos medidas se efectuarán a distancias superiores. Esta serie de tres medidas debe repetirse para cada superficie importante del local.

Se utilizará para las medidas un megóhmetro capaz de proporcionar en vacío una tensión de unos 500 voltios de corriente continua, (1000 voltios si la tensión nominal de la instalación es superior a 500 voltios).

 

Ensayo dieléctrico de la instalación.

Por lo que concierne a la rigidez dieléctrica de una instalación, ha de ser tal, que desconectados los aparatos de utilización (receptores), resista durante 1 minuto una prueba de tensión de 2U + 1000 voltios a frecuencia industrial (50 Hz), siendo U la tensión máxima de servicio expresada en voltios y con un mínimo de 1.500 voltios. Este ensayo se realizará para cada uno de los conductores incluido el neutro o compensador, con relación a tierra y entre conductores, salvo para aquellos materiales en los que se justifique que haya sido realizado dicho ensayo previamente por el fabricante.

Este ensayo se efectúa mediante un generador de corriente alterna de 50 Hz capaz de suministrar la tensión de ensayo requerida.

Durante  este  ensayo  los  dispositivos  de  interrupción  se  pondrán  en  la  posición  de  "cerrado"  y  los cortacircuitos fusibles instalados como en servicio normal a fin de garantizar la continuidad del circuito eléctrico a probar.

Durante  este  ensayo,  la  corriente  abastecida  por  el  generador,  que  es  la  que  se  fuga  a  tierra  a través  del  aislamiento,  no  será  superior  para  el  conjunto  de  la  instalación  o  para  cada  uno  de  los circuitos en que ésta pueda dividirse a efectos de su protección, a la sensibilidad que presenten los interruptores diferenciales instalados como protección contra los contactos indirectos.

 

Medida de corrientes de fuga.

Además del ensayo de corriente de fuga del apartado anterior es conveniente efectuar para cada uno de los circuitos protegidos con interruptores diferenciales la medida de corrientes de fuga, a la tensión de servicio de la instalación y con los receptores conectados. Los valores medidos deben ser igualmente inferiores a la mitad de la sensibilidad de los interruptores diferenciales instalados para protección  de  cada  uno  de  los  circuitos.  Mediante  este  método  es  posible  detectar  un  circuito  o receptor que presente un defecto de aislamiento o que tenga una corriente de fugas superior a la de
la  sensibilidad  de  los  interruptores  diferenciales  de  la  instalación,  llegando  en  casos  extremos  a disparar  el o los diferenciales de protección, en cuyo caso sería necesario puentearlos para poder localizar el circuito o receptor averiado.

La medida se efectúa mediante una pinza amperométrica de sensibilidad mínima de 1mA, que se coloca abrazando los conductores activos (de fase y el neutro), de forma que la tenaza mide la suma vectorial  de  las  corrientes  que  pasan  por  los  conductores  que  abraza,  si  la  suma  no  es  cero  la instalación tiene una intensidad de fuga que circulará por los conductores de puesta a tierra de los receptores instalados aguas abajo del punto de medida. Este tipo de pinzas suelen llevar un filtro que nos permite hacer la medida a la frecuencia de red (50Hz) o para intensidades de alta frecuencia.

No hay que confundir la corriente de defecto con la corriente de fuga, ya que esta última se da en mayor o menor medida en todo tipo de receptores en condiciones normales de funcionamiento, sobre todo   en   receptores   que   lleven   filtros   para   combatir   interferencias,   como   los   formados   por condensadores  conectados  a  tierra  .  Un  ejemplo  son  los  balastos  electrónicos  de  alta  frecuencia asociados a los tubos fluorescentes.

 

Medida de la impedancia de bucle.

La   medida   del   valor   de   la   impedancia   de   bucle   es   precisa   para   comprobar   el   correcto funcionamiento  de  los  sistemas  de  protección  basados  en  la  utilización  de  fusibles  o  interruptores automáticos en sistemas de distribución TN, e IT principalmente.

Estos sistemas de protección requieren comprobar la intensidad de cortocircuito prevista fase tierra, para  probar  que  para  ese  valor  de  intensidad  de  cortocircuito  el  tiempo  de  actuación  del dispositivo de protección de máxima intensidad es menor que un tiempo especificado. Este tiempo depende del esquema de distribución utilizado y de la tensión nominal entre fase y tierra, U0, de la instalación.

 

Comprobación de contactos e interruptores diferenciales:

Para garantizar la seguridad de la instalación electrica se tienen que dar dos condiciones, la primera que la tensión  de  contacto  que  se  pueda  presentar  en  la  instalación  en  función  de  los  diferenciales instalados  sea  menor  que  el  valor  límite  convencional  (50  V  ó  24  V),  y  la  segunda  que  los diferenciales funcionen correctamente.

a- Medida de la tensión de contacto.

En la práctica los medidores de impedancia que sirven también para medir el valor de la tensión de contacto no suelen ser capaces de medir únicamente el valor de la resistencia RA, sino que miden  el  valor  de  la  impedancia  incluyendo  la resistencia de tierra del centro de transformación (RB), de forma que se obtiene un valor  superior al valor  buscado  de  RA.  Finalmente  el  medidor  multiplica  este  valor  por  la  intensidad  asignada  del interruptor diferencial que nosotros tengamos seleccionado para obtener así la tensión de contacto:

Como la impedancia de bucle es siempre mayor que la de puesta a tierra el valor de la tensión de contacto  medida  siempre  será  mayor  que  el  valor  real  y  estaremos  del  lado  de  la  seguridad. Obviamente  la  instalación es  segura  si la  tensión  de  contacto  medida  es  menor  que  la  tensión  de contacto límite supuesto.

b) Comprobación de los interruptores diferenciales.

La comprobación de diferenciales requiere de un aparato idóneo de inyectar a través del diferencial bajo prueba una corriente de fugas especificada y conocida que según su valor deberá hacer disparar al diferencial. Para hacer la prueba el verificador se conecta en cualquier base de enchufe aguas abajo  del  diferencial  en  ensayo,  estando  la  instalación  en  servicio.  Además  cuando  dispare  el diferencial el comprobador debe ser capaz de medir el tiempo que tardó en disparar desde el instante en que se inyectó la intensidad de fugas.

Normalmente   estos   equipos   inyectan   una   corriente   senoidal,   pero   para   comprobar   algunos diferenciales especiales a veces es necesario también que sean capaces de inyectar corriente alterna rectificada de media onda o una corriente continua.

Las pruebas habituales para comprobar el funcionamiento de un diferencial del tipo general son las siguientes:

1- Se inyecta una intensidad mitad de la intensidad diferencial residual asignada, con un ángulo de fase de corriente respecto de la onda de tensión de 0º, y el diferencial no debe disparar.

2- Se repite la prueba anterior con un ángulo de fase de 180º y el diferencial no debe disparar.

3- Se inyecta una intensidad igual la intensidad diferencial residual asignada, con un ángulo de fase de corriente respecto de la onda de tensión de 0º, y el diferencial debe disparar en menos de 200 ms.

4- Se  repite  la  prueba  anterior  con  un  ángulo  de  fase  de  180º  y  el  diferencial  debe  disparar  en menos de 200 ms.

5- Se  inyecta  una  intensidad  igual  al  doble  de  la  intensidad  diferencial  residual  asignada,  con  un ángulo de fase de corriente respecto de la onda de tensión de 0º, y el diferencial debe disparar en menos de 150 ms.

6- Se  repite  la  prueba  anterior  con  un  ángulo  de  fase  de  180º  y  el  diferencial  debe  disparar  en menos de 150 ms.

7- Se inyecta una intensidad igual a cinco veces la intensidad diferencial residual asignada, con un ángulo de fase de corriente respecto de la onda de tensión de 0º, y el diferencial debe disparar en menos de 40 ms.

8- Se  repite  la  prueba  anterior  con  un  ángulo  de  fase  de  180º  y  el  diferencial  debe  disparar  en menos de 40 ms.

Para los diferenciales selectivos del tipo S las pruebas tienen otros límites de aceptación.

 

Comprobación de la secuencia de fases.

Esta demostración se  efectúa  mediante un equipo específico o   utilizando   un   comprobador multifunción de baja tensión que tenga esta capacidad. Esta medida es necesaria por ejemplo si se van  a  conectar  motores  trifásicos,  de  forma  que  se  certifique  que  la  secuencia  de  fases  es  directa antes de conectar el motor.

Todas las instalaciones en el ámbito de la aplicación del Reglamento deben ser efectuadas por los instaladores autorizados en baja tensión (ITC-BT-03).

 

 

Inicio electricista urgentes 24 horas madrid a domicilio Servicios electricistas urgentes Tarifas electricistas urgentes madrid Proveedores electricistas urgentes madrid Contacto

Electricistas de Urgencia las 24 horas en Madrid

- Instalaciones eléctricas, boletín eléctrico